¿Por qué son malas para la salud las patatas fritas de bolsa?

Mantener una alimentación balanceada es fundamental para tener una buena salud, pero no siempre tomamos las mejores decisiones a la hora de comer, como es el caso de las patatas fritas de bolsa que tanto consumimos en nuestras vidas.

Si bien las patatas fritas de bolsa es uno de los snacks más populares que podemos consumir, también es una realidad la gran cantidad de grasas saturadas con las que llenamos a nuestro cuerpo, pero el daño al que lo sometemos va más allá, incluso a niveles que jamás podrías haber imaginado antes de leer este post.

Para que no te quedes con dudas sobre por qué son malas para la salud las patatas fritas de bolsa, en este artículo te vamos a decir en detalle todo lo negativo que estas poseen, y aunque pueden ser muy deliciosas y adictivas, quizás no te llamen la atención una vez que termines la presente lectura.

Descubre porque las patatas fritas de bolsa son malas para la salud

Ciertamente, el consumo esporádico de las patatas fritas de bolsa quizás no tenga un efecto tan devastador como el que te explicaremos en los próximos apartados, pero si lo tiene en quienes las consumen repetidamente en su día a día, así que te recomendamos tener en cuenta todo el contenido de este post para un mejor cuidado de tu salud.

1. Es uno de los snacks más adictivos

Las marcas que fabrican las patatas fritas de bolsa en muchas de sus publicidades indican que solo una de ellas no será suficiente para sus consumidores, algo que no es solo una cuestión de marketing, en realidad es así, ya que estas son tan adictivas que mientras más consuman sus compradores les será difícil dejar de hacerlo.

El motivo por el cual resultan tan adictivas las patatas fritas de bolsa es por el contenido que tienen las patatas en su composición, específicamente por el glutamato presente en ellas, ya que este es una sustancia que se encarga de estimular el apetito en las personas, así que difícilmente podrían sentirse satisfechos al consumir una de ellas.

patatas fritas de bolsa

Además, distintos estudios han conseguido demostrar que las patatas fritas de bolsa al entrar en contacto con la boca de los consumidores y producir el crujido característico que conocemos, esto los estimula aún más a que sigan comiendo el contenido del empaque hasta terminarlo, demostrando una vez más que no podrás con una sola bolsa de ellas.

Y si aún no ha quedado claro lo adictivas que son estas patatas, debes tener presente que contienen un gran número de aditivos para generar en los consumidores una compulsividad irrefrenable, lo cual los motiva a llevarse a la boca la mayor cantidad de estas que puedan.

2. Son potenciales agentes cancerígenos

Existen muchos alimentos cuyo consumo en exceso puede ser muy perjudicial para la salud, uno de ellos son las patatas fritas en bolsa, ya que estas, aunque no se ha comprobado en su totalidad, algunos indicios apuntan a que son potenciales agentes cancerígenos, ya que poseen en su composición acrilamida, el cual se crea en los alimentos que tienen mucho almidón y se fríen, hornean, o asan.

Los estudios científicos que se han realizado a las patatas fritas en bolsa relacionan la aparición de la enfermedad en distintos pacientes con este snack, por lo que la recomendación sobre el mismo es consumirlo de forma moderada, ya que al hacerlo en exceso puede producir la aparición de cáncer y otros problemas graves de salud.

3. Producen un gran aumento de peso

Inicialmente mencionamos que el consumo de patatas fritas de bolsa implica un gran número de grasas saturadas al cuerpo, lo cual hace que el aumento de peso no se haga esperar, incluso a niveles que jamás pudieras haber pensado por un producto que parece tan “inofensivo”.

Estudios realizados comprobaron que además de las grasas saturadas, también la gran cantidad de sal que poseen es perjudicial para la salud, ya que estimula a los consumidores a comer más alimentos en general, ocasionando que el peso de estos aumente considerablemente.

Quienes no quieran aumentar de peso deben dejar a un lado las patatas fritas de bolsa, de lo contrario difícilmente alcanzarán sus objetivos y estarán haciendo en vano las dietas y ejercicios que se han planteado.

4. Solo contienen calorías vacías

Otro de los motivos que hacen perjudiciales a las patatas fritas de bolsa para la salud, es que son un producto que solo contiene calorías vacías, lo cual se puede ver en el desglose nutricional que poseen sus paquetes, así que no tienen ningún beneficio real para nuestro cuerpo, tal como sucede en el caso de las bebidas alcohólicas.

Aunque consumas una gran cantidad de patatas fritas de bolsa al poco tiempo tendrás hambre nuevamente, lo cual ocurre porque no tiene un valor nutritivo real que llegue a tu estómago, y es por eso que te conviene más consumir otros en su lugar, que realmente te permitan quedar satisfecho.

5. Aumentan la presión arterial

Y para finalizar, las patatas fritas de bolsa son perjudiciales para la salud porque ocasiona en los consumidores un aumento en su presión arterial, ya que estas contienen una gran cantidad de sodio, el cual está asociado con la hipertensión.

Al ser la sal el enemigo principal del corazón, quienes sufren de presión arterial alta deben dejar de consumir patatas fritas de bolsa, mientras que aquellos que no lo padezcan, tienen que tratar de no abusar de su consumo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.