Los diferentes niveles de firmeza en colchones y almohadas

Tomar una decisión correcta no es algo sencillo, nos lleva mucho tiempo poder hacerlo, y es por ello que tratamos de que nuestra elección sea la mejor, como cuando vamos a comprar colchones y almohadas para los dormitorios del hogar.

Los compradores de colchones baratos ignoramos algo muy importante, y es que existen distintos niveles de firmeza de esos elementos, por lo que al ir a comprarlos podemos estar haciendo una mala elección, ya que los que escojamos quizás no se adapten a nuestras necesidades.

Para que no te veas en una situación similar a la planteada, te contaremos líneas abajo cuáles son los diferentes niveles de firmeza en colchones y almohadas, una información que te ayudará a entender más sobre este tema, de modo que tu próxima compra de dichos elementos sea consciente de ello.

No sigas haciendo cambios de colchones y almohadas sin elegirlos por sus niveles de firmeza, recuerda toda la información que te dejaremos en este post y verás cómo te sentirás mejor al tener los ideales para tus dormitorios.

Niveles de firmeza de los colchones

El protagonista de un dormitorio, sin lugar a dudas, es el colchón de tu cama, por ello los fabricantes coinciden en tres niveles de firmeza para los mismos, distinguiéndolos en una escala del 1 al 5 para indicar si es menos o más firme. Los niveles de los que hablamos son:

Suave o blanda

Los colchones que se incluyen en este nivel, son los que le dan a los durmientes más amortiguación y contorno, ya que están hechos de materiales propicios para lograrlo, tales como almohadillas acolchadas, así como hay otros que poseen secciones gruesas hechas de goma espuma con memoria en las capas superiores, las cuales son más conocidas como capas de confort.

manos en colchon

En este nivel de firmeza destaca la sensación de hundimiento profundo que tienen los colchones, el alivio ante la presión y el contorno que le da al cuerpo de quien lo utiliza, algo que es muy similar a la sensación de un abrazo.

Quienes duermen de lado son los que más compran los colchones con este nivel de firmeza, gracias a que les da más comodidad en sus caderas y hombros, algo que no aplica con otras personas, las cuales pueden considerarlos incómodos, sobre todo las personas con sobrepeso o que tienen problemas de movilidad.

Media o intermedia

En este nivel se encuentran aquellos colchones que en su estructura poseen capas superiores de espuma suave, además de tener bases sólidas de espuma de poliéster de alta densidad, para que así el durmiente tenga un equilibrio mayor entre el apoyo y la amortiguación, lo cual les resulta muy atractivo.

Los expertos consideran que los colchones con este nivel de firmeza son los ideales para distintas posiciones de sueño, y más cuando los durmientes acostumbran a dormir de lado, ya que el acolchado extra ayuda con las articulaciones.

Firme

Este es el nivel de mayor firmeza de los colchones, aquel donde no se utilizan materiales que son suaves o afelpados para elaborar las capas de confort de estos elementos, en ellos se coloca una fina capa de espuma suave sobre una de poliéster de alta densidad, proporcionándoles un mayor apoyo a los durmientes.

Al comprar un colchón firme, todas las partes de tu cuerpo se apoyarán en el área superior de la cama, dándote un gran empuje hacia la parte de atrás, por lo que es el más conveniente si eres de los que acostumbran a dormir boca abajo, como también se recomiendan para las personas con problemas de sobrepeso.

Niveles de firmeza de las almohadas

En cuanto a los niveles de firmeza de las almohadas, estas también poseen tres niveles: alta, media y baja, los cuales varían según el material con el que se hayan confeccionado, pero también por el uso que le vayas a dar, tal y como te explicamos a continuación:

Alta

El primer nivel de firmeza de las almohadas es ideal para los que duermen de lado, ya que con ellas pueden tener su cuello en horizontal, dándole a los hombros un mayor equilibrio, así como una mejor alineación a la columna vertebral.

Las almohadas de firmeza alta pueden ser de fibra, látex o de viscoelástica, siendo las dos últimas las más adaptables, pero vale recordar que no son las más transpirables de todas, por lo que si quieres una con esa característica, te conviene elegir las de fibra.

Media

Para quienes duermen boca arriba, las almohadas de firmeza media son las propicias, al igual que para las personas que cambian constantemente de posición, ya que su dureza se adapta de forma perfecta a la curva de su cuello, debido a que no es muy fina ni muy gruesa, algo esencial para que las vértebras cervicales no sean forzadas con la postura adquirida.

mujer durmiendo

Puedes elegir almohadas de firmeza media hechas de viscoelástica, un material que proporciona más relajación por su suavidad; de látex natural que son más transpirables; o las de fibras, si sures mucho de calor por las noches.

Baja

Y por último, peor no menos importante, están las almohadas de firmeza baja, las más blandas de todas, y que son las ideales para quienes están acostumbrados a tener almohadas que se adapten perfectamente a la posición que adopten.

Se consiguen almohadas de firmeza baja elaboradas en viscoelástica y microfibra, fabricadas con la más alta calidad y tecnología, para que los durmientes puedan sentirlas más suaves al tacto, recibiendo así el descanso que necesitan al acostarse a dormir.