¿Cómo saber qué silla de auto necesita mi hijo?

Uno de los elementos de seguridad más importantes en el coche es la silla de auto para niños. Gracias a esta silla, es posible mejorar su seguridad y protección durante su traslado en el vehículo.

Sin embargo, hay que elegir la adecuada para aumentar su eficacia, y garantizar la protección adecuada de los más pequeños de la casa.

La silla de auto correcta

Al viajar en coche, los adultos utilizan el cinturón de seguridad para salvar sus vidas en caso de accidentes. Para los niños, se debe instalar una silla especialmente para ellos.

Hay varios modelos para elegir en el mercado, por lo tanto, los padres deben asegurarse de elegir la correcta para mejorar su eficacia, y proteger adecuadamente a los niños durante su traslado en el coche.

Hay dos aspectos fundamentales a la hora de elegir la silla, el tamaño y el peso de los niños. Teniendo en claro estos factores, es sencillo elegir la silla según su etapa, asegurando su protección.

Entre los modelos para elegir, los padres deben seguir las especificaciones indicadas por los fabricantes, de esta manera garantizan que son las correctas.

Silla nido

Se trata del primer sistema de retención infantil para usar en el coche. Es el indicado para bebés recién nacidos que pesen de 9 a 15 kilos, siendo posible elegir un modelo específico para cada peso.

silla nido para auto

La silla va instalada en el asiento trasero a contra marcha, en otras palabras, en sentido contrario al que avanza el coche. Esto se debe a que el bebé necesita una posición para proteger la zona cervical al no ser capaz de sostener su cabeza.

Silla convertible

Son modelos para niños recién nacidos, hasta que alcancen pesos entre 36, 45 y hasta 54 kilos. Permite instalarla en contramarcha o contramarcha extendida, en algunos modelos diseñados de esta manera.

A medida que los niños van creciendo, se puede rotar a favor de la marcha, garantizando la misma comodidad y seguridad.

Combinadas

Son sillas para niños que pesan 9 o más kilos, es decir, que tienen casi el año. Es una silla para el primer año, con un arnés interno, pero que se puede hacer más grande mientras va creciendo.

De la misma forma que la silla convertible, este sistema de retención infantil cuenta con varios modelos que aumentan su capacidad, permitiendo llevar niños que pesan hasta 54 kilos.

Únicamente se pueden instalar a favor de la marcha, al igual que la silla convertible.

Butaca sin arnés

Una silla indicada para niños que pesan entre 22 a 36 kilos, o en edades que se encuentran entre 6 a 12 años.

Durante esta etapa, la silla sin arnés mantiene a los niños en una posición elevada, lo suficiente para sujetarlo con el cinturón de seguridad de tres puntos, siempre que pase por el tórax y no por el cuello.

Alzador

Por último se encuentra el alzador, indicado paran niños entre 6 a 12 años de edad y que pesen entre 22 a 36 kilos, aproximadamente. Va instalada en el asiento trasero, mirando a favor de la marcha.

¿Qué otros factores tomar en cuenta?

Existen otros aspectos importantes a tener en cuenta cuando se elige la silla de auto para los niños, y el primero es el tipo de coche. Al no tomar en cuenta esto, muchas personas se equivocan en la elección, dado que no tienen el suficiente espacio en el interior.

sillas de coche para niños

Por lo tanto, hay que buscar modelos con medidas que se ajusten bien al interior del vehículo. También es necesario tomar en cuenta el grupo familiar, y es que dependiendo de la cantidad de personas que conformen la familia y viajen en el coche, se debe elegir la silla, dado que todos deben ir cómodos y seguros durante el trayecto.

El sistema de anclaje de la silla debe ser compatible con el coche, de lo contrario no se sujetará de la forma correcta.

Para saber qué tipo de sistema de anclaje utiliza el coche, se debe revisar el manual del vehículo para ver si es isofix, latch, o el cinturón de seguridad, el cual puede ser de dos o tres puntas.

Los padres tienen que revisar la silla para asegurarse de que es cómoda y que dispone de distintos niveles de reclinación, esto permite a los bebés viajar con más confort y seguridad en el trayecto.

Hay que revisar si la silla permite una posición en contramarcha, sobre todo si es para bebés recién nacidos, dado que no todos los modelos tienen esta opción, y es importante que ellos viajen de esta manera por su seguridad.

Otro punto importante es que la silla sea fácil de limpiar, ya que el constante uso o por un accidente, se puede manchar y ensuciar. Lo mejor es buscar modelos con una cubierta desmontable que facilite su retirada, y posterior lavado.

La silla de coche debe cumplir con un certificado europeo vigente, el cual asegura que cumple con las medidas de seguridad necesarias para la protección de los niños. Por último, hay que fijarse en el precio de las sillas. Las opciones muy baratas no ofrecen la misma garantía en seguridad y protección.

En el mercado hay modelos con una excelente relación calidad/precio.