¿Cómo cuidar el cabello graso?

El cabello graso es el resultado de una secreción demasiado intensa de sebo por las glándulas sebáceas ubicadas en el cuero cabelludo. No es fácil encontrar la manera perfecta de engrasar el cabello, pero el champú, el acondicionador y los enjuagues de hierbas seleccionados adecuadamente pueden ayudar en el cuidado diario.

Cabello graso causas

El cabello graso y la tez son más a menudo el resultado de un secado excesivo de la piel, lo que obliga a las glándulas a trabajar intensamente. El resultado de este trabajo es una cantidad excesiva de sebo. Como resultado, el cabello es grasiento, opaco y carente de volumen.

Las manos sucias que tocan el cuero cabelludo también pueden transportar gérmenes que estimulan la producción de sebo. El casco también puede desarrollar gérmenes dañinos para el cuero cabelludo. El cabello graso también es el resultado de cambios hormonales (pubertad y menopausia).

¿Cómo elegir un buen champú para cabello graso?

El cabello graso requiere cuidados diarios, aunque para reducir la secreción de sebo sería bueno lavarse el cabello con menos frecuencia. En la mayoría de los casos, sin embargo, esto es imposible. Por lo tanto, vale la pena invertir en un buen champú para el cabello graso. Debe inhibir simultáneamente la producción de sebo y nutrir las puntas secas del cabello, agregar volumen, mientras limpia el cabello del exceso de sustancias que lo cargan.

El cabello muy graso se puede lavar una vez a la semana con un champú más fuerte que contenga SLS, ALS, SCS. Sin embargo, el champú para cabello graso, que se usa todos los días, debe estar libre de estas sustancias de lavado que irritan el cuero cabelludo.

¿Qué pasa con el cabello graso?

Con el cabello rápidamente graso, el uso de acondicionadores y máscaras a menudo se abandona. Esto no es una buena idea, porque el cabello graso necesita hidratación. Vale la pena usar acondicionadores para el cabello suavemente nutritivos e hidratantes, varios tipos de masajes. Un spray para peinar el cabello también puede ser una buena solución.

También debe recordar sobre la higiene de las herramientas para su cuidado. Al menos una vez al mes debe limpiar a fondo el cepillo para el cabello (con jabón o champú). También debe cuidar la limpieza de la plancha de plancha, secador de pelo, rizador.

Vale la pena limitar los tratamientos de peinado, lavarse la cabeza solo con agua tibia y mantener el secador a una distancia de unos 20 cm de su cabello. La alta temperatura estimula las glándulas sebáceas.

Remedios caseros para el cabello graso

Cabello graso de las raíces abuelas a menudo tratadas con polvo de hornear, clara de huevo de gallina cruda o jugo de limón. Se suponía que todos estos productos frotados en el cuero cabelludo y dejados en él durante un cuarto de hora o un poco más ayudaban a inhibir la producción de sebo por las glándulas sebáceas.

El cabello altamente graso también debe tratarse con una solución de bicarbonato de sodio (1 cucharada de soda por 3 cucharadas de agua). Basta con lavarse la cabeza con él y luego enjuagar bien.

El champú casero con aloe vera también funciona bien para el cabello graso. A su champú favorito (alrededor de una taza) es suficiente agregar una cucharada de jugo de aloe y una cucharada de jugo de limón.

La harina de maíz y papa también funciona. Actúan como una especie de talco en polvo o champú seco que limpia el cuero cabelludo sin irritar las glándulas sebáceas.

Algunos también usan un enjuague de cerveza o un tónico a base de alcohol. Este último tiene excelentes propiedades desinfectantes y refrescantes. También desengrasa el cabello perfectamente. Como frotar, puede usar, por ejemplo, un tónico facial con alcohol. Basta con frotar unas gotas en las raíces del cabello una vez a la semana; después de unas semanas, los primeros efectos son visibles.

Conclusión

En conclusión, el cuidado del cabello graso requiere de una serie de hábitos y rutinas específicas que permitan regular la producción de sebo en el cuero cabelludo y mantener el cabello limpio y saludable. Al seguir las recomendaciones adecuadas, como utilizar un champú específico para cabello graso, evitar el uso excesivo de productos capilares, seguir una dieta saludable, peinar el cabello con cuidado y evitar tocarlo con las manos, se puede mantener un cabello hermoso y saludable. Si el problema persiste, es recomendable acudir a un especialista capilar para recibir una evaluación y tratamiento adecuados.