Los Selfies y la imagen de los adolescentes

Es bien sabido que con la llegada de los selfies se ha marcado un revuelo tanto en los adolescentes como en gente de mayor edad. Siendo uno de los mecanismos más utilizados para darse a conocer en las redes sociales, se han diseñado dispositivos, aplicaciones y muchas herramientas para facilitarle al usuario sacar una foto de sí mismo en perfectas condiciones.

¿Cuál es la problemática en sí cuando nos referimos a los selfies y a los jóvenes?

Simple, este tipo de material va distorsionando la percepción del joven, de como se ve y cómo debería verse y a la larga una adicción desfavorable que puede llegar a crear problemas en el individuo.

En este artículo te mostraremos cual es el impacto de los selfies en los jóvenes de hoy.

¿Qué es un selfie?

Antes de comenzar con el análisis del impacto de los selfies en los jóvenes, debemos ahondar primeramente en ¿qué es?

La palabra Selfie es un término del año 2002, inventado por un australiano que mencionó en una foto que sacó en ese momento que lo disculparan por la baja resolución, que era un selfie.

A pesar de esto esta palabra no fue inventada netamente en esta década y lo más probable que ni en la anterior, sino que ha estado allí en la historia de la fotografía, solo que no nos habíamos dado cuenta. Sabiendo esto ya sabes el significado de selfie y bajo qué términos fue llamado así.

¿Por qué los adolescentes tienden a echarse selfies?

Sabemos que los adolescentes tienen más tiempo para aprender a utilizar sus teléfonos o cámaras, pero también pueden tener demasiado tiempo para inventar y poner su vida expuesta a terceros.

Es por eso que deberíamos estar al tanto en cómo influye esto en su percepción de las cosas y como afecta en su personalidad y en su autoestima.

Sin embargo no todo es malo, también los selfies pueden servir como un medio de diversión y entretenimiento si así se requiere, es por eso que te mostraremos el impacto negativo de estas fotografías en los adolescentes y con el objetivo de llamar la atención.

Como mencionamos anteriormente, los selfies han sido un medio de difusión en los adolescentes y personas en general, aunque la única diferencia es que los adolescentes tienen mayor tiempo libre para aprender a realizar fotos y saber cuál es la aplicación que deberían utilizar para verse mejor.

Aunque está claro que tienden a sacarse selfies con el objetivo de llamar la atención de su entorno, es decir, que cuando se sienten excluidos buscan recibir atención de sus allegados, bien sea utilizando poca ropa, maquillaje exagerado o simplemente mostrando lo que tienen aun si en su mayoría es mentira, el objetivo de esto es solo provocar una reacción positiva de su medio.

Estas fotos pueden llegar a ser un buen mecanismo de defensa para las personas inseguras que desean una aprobación de terceros.

También pueden ser utilizadas como un medio de aceptación personal y de cómo nos ven los demás por medio de la imagen. Esto a la larga puede ser tomado de la peor manera, es decir, que el individuo puede obsesionarse con la aceptación y los elogios de la gente.

Esto puede afectar tanto a jóvenes como adultos en general, siendo su principal víctima la autoestima.

Un claro ejemplo es cuando se tiende a subir fotos con el objetivo de tener aceptación y digan lo maravillosos que somos, siendo un problema cuando no recibimos los comentarios y favoritos deseados. Esto provoca una gran fragmentación de la autoestima llegando a preguntarnos qué es lo que tenemos mal.

Aunque también se ve el caso de los jóvenes narcisistas que desean mostrarse ante el mundo para ser alabados por el resto.

Otras razones para echarse selfies

Para exponer logros

No todo es malo con respecto a esto, estas fotografías también pueden ser utilizadas para difundir los logros que hayamos hecho. En el caso de los jóvenes puede implicar alguna fiesta que se quiera recordar, algún teléfono nuevo u otro aspecto de preferencia.

Para exponer logros

No suele ser visto como algo malo ya que todos lo hemos hecho en algún momento, aunque sí sería recomendable no mostrarlo todo ya que pueden haber personas que nos puedan hacer daño por medio de esto.

Efectos negativos en la personalidad de una persona joven

Ya sabemos cuáles son las principales razones de porqué surgen los selfies y en qué contexto son realizados. Ahora pasaremos en profundidad cuáles serían las consecuencias de las mismas y cómo influyen en la ansiedad del joven.

La necesidad del hombre por tener aceptación y ser conocido por los demás se dice que es un instinto básico del mismo, pero esto puede llegar a distorsionarse cuando el individuo comienza a desear más aprobación llegando al punto de que si no se recibe lo que se desea, puede producir una baja autoestima, llegando hasta el suicidio.

Los jóvenes son la parte más vulnerable porque se encuentran en la etapa de estar en un grupo que los acepte. Así que pueden llegar a hacer hasta lo imposible por adquirir esa aprobación siendo a la larga un problema mayor difícil de erradicar.

Así que es recomendable que se hable con el adolescente para que sepa cuando parar, y que no necesita la aprobación de los demás para ser alguien y sentirse a gusto consigo mismo.

Evitemos algún problema mayor y hagamos que aprendan a aceptarse a sí mismo sin la opinión de terceros.

Estas fotografías son un buen medio para mostrarnos ante el mundo, pero en la mayoría de los casos crea una imagen artificial que realmente no es real, así que si eres un joven que se expone a las redes sociales piénsatelo en dos veces, no tienes por qué luchar con otras personas que realmente no conoces completamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *