¿Cada cuánto es recomendable ir al dentista?

¿Hace mucho tiempo que no haces una visita al dentista? Debes tener en cuenta que la salud dental tiene mucho que ver con el bienestar del resto de nuestro cuerpo, y que cuidar nuestra dentadura es tan importante como cuidar el resto del organismo.

Con nuestra dentadura sana podemos masticar y hablar correctamente, pero también tenemos que saber que una oclusión indebida puede llevarnos a distintos tipos de dolores musculares, y que ciertas afecciones de los dientes pueden provocar otros tipos de enfermedades. Recurrir periódicamente al dentista hará que goces de buena salud dental.

Indicadores de que debes ir al dentista

Puede que solamente recurras al dentista porque sientes alguna dolencia o un malestar, pero como ya te mencionamos, esto no es lo correcto. Siempre es mejor prevenir que curar y es por eso que lo más recomendable es hacer una visita con una periodicidad que puede variar entre los 9 y los 11 meses, dependiendo de tu salud dental.

En esta revisión de rutina, un dentista revisará minuciosamente tus piezas dentales para comprobar si hubo algún tipo de deterioro o inconveniente desde la última vez que te has revisado.

Pero puede suceder que esta vez no llegues al dentista por un mero examen de rutina, sino que se ha presentado algún tipo de inconveniente por el cual necesitas la intervención del profesional. Por ello debes ir siempre a un especialista dental que de las mejores garantías, como Quatre Dental, con expertos profesionales en salud bucodental.

Estos son algunos de los síntomas que se pueden presentar y por los cuales debes visitar a un dentista:

Inflamación y sangrado de encías

En algunos casos, sobre todo cuando la higiene dental no se realiza con la frecuencia adecuada, se puede llegar a acumular placa bacteriana que hará que tus encías se inflamen. La piel de estas se seguirá irritando con la inflamación hasta que lleguemos a su sangrado.

paciente yendo al dentista

Este es un claro indicador de que debes acudir al dentista a realizarte una revisión. No se trata de una enfermedad irreversible y la podrás tratar con el profesional, realizando una limpieza a fondo de la placa bacteriana.

La importancia de acudir a un profesional de la odontología en este tipo de casos (Gingivitis) es muy importante, ya que este es el comienzo de lo que luego sería una enfermedad más severa llamada periodontitis.

Acudir a tiempo al dentista podría incluso hacer que no pierdas alguna de tus valiosas piezas dentales.

Dolor de piezas dentales

El motivo por el que la mayor cantidad de gente acude al dentista es el dolor en alguna de sus piezas dentales. Se suele tratar de una molestia muy fuerte que afecta a toda nuestra cara, y es por eso que el paciente decide ir a ver a un profesional.

No existe un solo origen del dolor de una pieza dental. Este puede llegar a ser provocado por diversos tipos de afecciones, como puede ser la erupción de las muelas de juicio, unas caries que no han tenido su tratamiento en tiempo y forma, o incluso un absceso dental.

En cualquiera de estos casos, es muy importante acudir al dentista con la mayor rapidez posible.

Cabe destacar que, cuanto antes se comiencen los tratamientos para la dentadura, menos posibilidades de sufrir mayores inconvenientes futuros tendremos, poniendo al resguardo nuestra salud dental.

Bruxismo

Una afección de la que se conocen cada vez más casos es aquella provocada por la constante e involuntaria acción de rechinar y apretar los dientes. Este problema se llama bruxismo y puede llegar a traer muchos problemas para la persona que los padece.

El bruxismo se suele dar de forma más frecuente a la noche, durante las horas de sueño, provocando a los pacientes muchos dolores de cabeza, de cuello o cervicales al despertarse.

En este caso, acudir al dentista es muy necesario, ya que este puede recetarnos una férula que estará hecha a la medida de nuestra dentadura, para realizar la descarga en ella y no presentar esos síntomas de malestar.

Sensibilidad dental

¿Sientes escalofríos cuando tomas una bebida demasiado fría? ¿Tus dientes no pueden soportar algo demasiado caliente?

Estos síntomas tienen que ver con la sensibilidad dental y aunque los pacientes suelen naturalizar este dolor, es muy importante tomar consciencia de que este padecimiento se puede solucionar con un tratamiento que te puede ofrecer un dentista.

La sensibilidad dental puede ser la puerta de entrada de muchas enfermedades de la boca.

Estos síntomas pueden surgir porque el esmalte de nuestros dientes se encuentra debilitado, por la formación de una pequeña grieta en la pieza dental que, si no se trata, puede llevar a un daño mayor, o también puede dar lugar a enfermedades periodontales, o problemas de caries.

Ver a un dentista es también muy importante en este caso, aunque debes tener en cuenta que la sensibilidad dental puede ser muy frecuente si has hecho un blanqueamiento de tus dientes recientemente.

Esto tiene que ver con que te han quitado una pequeña capa del esmalte y eso genera sensibilidad.

Halitosis

Otro de los problemas comunes que generan visitas al dentista es la sensación de un gusto amargo y desagradable en la boca, llamado halitosis. Esta se puede deber a distintos problemas, como pueden ser enfermedades periodontales, infección de una cavidad oral o caries.

La cita con el dentista, para que este detecte qué es lo que está originando tu halitosis es indispensable.

Recurrir periódicamente a un dentista será la solución para todos los problemas que puedes tener en tus piezas dentales. La salud de nuestra dentadura influye en nuestro bienestar general y también en nuestra estética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.