Pasos para hacer que el ejercicio sea bueno en tu vida

En el artículo de hoy te vamos a enseñar varios pasos para que el ejercicio diario sea bueno en tu vida. Así que no esperes más a la hora de realizar cualquier tipo de ejercicio o deporte.

Consejos para que el ejercicio sea bueno en tu vida

Date un respiro

Si te pasas innumerables horas haciendo cardio y nunca puedes perder esos kilitos de más, no te preocupes, esta es una queja común de las personas cuando comienzan a hacer ejercicio. Lo creas o no, el sobre entrenamiento podría ser el problema, tu cuerpo puede verse afectado si no se da un descanso adecuado para restaurarse a sí mismo.

Conduce a una disminución en el rendimiento

La fatiga, el mal humor, la falta de entusiasmo, la depresión y el aumento del cortisol son algunas de las características del síndrome de sobre entrenamiento.
Debes buscar la creación de un programa de periodización, romper tu rutina en varios modos de formación, esto puede ayudar a prevenir el sobre entrenamiento mediante la construcción de fases de descanso en tu régimen. Por ejemplo, podrías realizar lo normal el lunes y el miércoles, circuitos los martes y jueves, correr el viernes y descansar los sábados y domingos. También puedes ayudar a equilibrar tu programa simplemente incorporando más variedad.

Piensa pequeño.

A menudo, el mayor impedimento para mejorar la salud es sentirse abrumado por todos los consejos disponibles y la investigación.

Trata de enfocarte primero en un hábito pequeño, aparentemente inconsecuente, poco saludable y convertirlo en un hábito saludable y positivo. Si tienes la costumbre de comer tan pronto como llegues a casa por la noche, en su lugar, mantén los zapatos para caminar en el garaje o la entrada y da un rápido giro alrededor de tu casa antes de entrar. Si tienes una lata de refresco a la hora del almuerzo todos los días, toma un vaso de agua dos días a la semana en su lugar. Comenzando con pequeños cambios sin dolor ayudas a establecer la mentalidad de que el cambio saludable no es necesariamente un cambio doloroso.

Es fácil de construir desde aquí añadiendo más sustituciones saludables.

Mantén una buena compañía

Puedes hacer todas las cosas correctas, pero si tienes relaciones personales con personas que tienen hábitos poco saludables, a menudo es una batalla cuesta arriba. Las personas más sanas son aquellas que tienen relaciones con otras personas sanas. Consigue que tus familiares o amigos caminen y realicen ejercicios junto a ti o planea comidas más sanas.

Hacer cambios saludables con un ser querido puede acercarlos y motivarlos.

Realiza una lista y revísala dos veces

Toma unos minutos y escribe todas las razones por las que no puedes comenzar un programa de ejercicios.

Por ejemplo, si escribiste que no hay tiempo como una de tus razones, entonces tal vez se basa en la creencia de que un programa de ejercicio toma mucho tiempo. Comenzando con incluso cinco minutos al día tendrás un efecto positivo porque habrás creado un hábito saludable donde uno no existía antes, y eso es un poderoso ajuste mental. Una mirada más cercana a tu lista expondrá esas falsas creencias que se esconden detrás de cada excusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *