¡Entérate como hacer vinilos decorativos en casa!

Los vinilos de pared decorativos de papel pintado online son uno de los métodos de decoración que está marcando tendencia hoy en día. Esto es porque son totalmente fáciles de colocar, elegantes y sus diseños quedan muy bien en cualquier lugar que se coloquen.

Vinilos decorativos para tu hogar

Estos vinilos son increíblemente económicos y no se requiere ser un diseñador de interiores para colocarlo, aparte de que se puede encontrar una gran gama de diseños, como por ejemplo formas abstractas, animales, plantas objetos y la última tendencia… frases y palabras.

Los colores también son cientos, pero el más utilizado es el negro, ya que combina con cualquier color que tengas en tu pared, además de que da un efecto tridimensional, y da la impresión de ser una sombra.

Sin embargo, esta gran cantidad de diseños puede hacer que parezca imposible un diseño que quieras. También puede que hayas encontrado un diseño en internet que no consigas en tu ciudad.

En cualquiera de los casos, la solución siempre es simple: ¡debes crear tu propio vinilo decorativo!

¿Suena difícil no? pero es más sencillo de lo que parece, ya que los vinilos no requieren de muchos materiales y tampoco de mucho tiempo para hacerlos. Si estás dispuesto a intentarlo, aquí te dejamos las instrucciones para que consigas el vinilo que tanto esperas ¡aquí vamos!

¿Cómo hacer un vinilo decorativo?

Lo primero que debes buscar es el diseño que quieres de tu vinilo. En internet existen cientos de diseños que puedes imprimir para hacer tu vinilo.

Consigue el diseño que más te guste e imprímelo para que funcione como molde. Si el diseño es muy grande trata de imprimirlo en varias hojas, y luego se unen las piezas para que no se note la diferencia.

También vas a necesitar materiales como bolígrafos (preferiblemente del color del vinilo), reglas, tijeras y cúter.

No olvides comprar la cinta de carrocero para que al momento de adherir el vinilo a tu superficie este no se mueva y quede perfectamente en el lugar que quieres.

Lo siguiente que debes hacer es comprar el papel vinílico, que puedes encontrar en cualquier librería o papelería. Escoge el color que quiera y la cantidad de papel que creas que vas a necesitar.

Recorta el molde y colócalo en la parte de atrás (la parte blanca) del papel vinilo.

Con un bolígrafo o rotulador calca la figura del molde sobre el papel.

Quita el molde y comienza a sacar con un cúter la figura y con una tijera pequeña corta los detalles más delicados, para que queden totalmente definidos los bordes.

Con la cinta de pintor fija el vinilo a la pared y poco a poco ve despegando el papel protector, es decir, el papel que se encuentra en la parte posterior.

Recuerda que con un paño suave debes ir alisando la figura, para que no queden burbujas o arrugas.

¡Listo! ya tienes tu vinilo en casa, y lo mejor ¡hecho con tus propias manos!

Recuerda unir muy bien las partes si el vinilo es muy grande, tratando que no se noten las distancias entre una forma y otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *